SaveOurVenues

Reino Unido protege a sus salas de conciertos

La campaña #SaveOurVenues nació para ayudar a medio millar de salas de conciertos del Reino Unido, de todos los tamaños, evitando que tengan que echar el cierre definitivo por culpa de la pandemia del coronavirus. En solo una semana ha conseguido recaudar más de un millón del libras a través de multitud de donaciones en la web Saveourvenues.co.uk. Además de las aportaciones de ciudadanos anónimos, han donado importantes cantidades de dinero Amazon Music, The BPI, Beggars Group, Sony Music y la alcaldía de Londres, garantizando la supervivencia de las salas de conciertos independientes que ahora no tienen ninguna actividad.

En palabras del Alcalde de Londres, Sadiq Khan, “La industria cultural es muy importante para nuestra ciudad durante el día y la noche, y jugará un papel principal en ayudarnos a recuperarnos de esta crisis”. Martin Mills, fundador de Beggars Group, ha dicho que “la música empieza en las pequeñas salas para la mayoría de nuestros artistas, por lo que apoyamos completamente esta campaña”. Por su parte, Paul Firth, Director de Amazon Music Europe, ha añadido que “en tiempos inciertos como estos es genial ver a muchos de la comunidad musical juntarse para esta campaña”.

Tod@s amamos la música, nos emocionamos al escuchar nuestras canciones favoritas, maravillosas obras de arte interpretadas por artistas a l@s que admiramos, a l@s que amamos. La música provoca emociones, experiencias, sensaciones, aprendizaje, nos ayuda a desarrollarnos como personas, nos aporta felicidad. La vida sin música no tendría sentido. La música es un bien de primera necesidad, y los artistas que la hacen posible son imprescindibles en la sociedad.

Nuestr@s querid@s artistas, mucho antes de llegar a nuestro corazón, han desarrollado un trabajo de base durante años, aprendiendo en la sombra, desarrollándose como personas y como músicos, estudiando, ensayando y actuando en directo en pequeños escenarios, delante de un reducido número de personas que fue aumentando poco a poco, “cogiendo tablas” en las salas de conciertos antes de dar el salto a los grandes escenarios.

Las denominadas “grassroots music venues”, las salas de conciertos donde se desarrolla la música de base, son el auténtico motor de la escena musical, pequeños templos de la música en vivo donde nuestr@s artistas noveles ofrecen sus primeros conciertos, donde nuestr@s artistas más consolidados explotan todo su potencial, con una comunión entre artistas y público imposible de vivir en grandes eventos.

Las salas de conciertos son las grandes olvidadas en las políticas culturales de nuestro país. Unos espacios fundamentales dentro del tejido cultural de nuestros pueblos y ciudades, que ofrecen una arriesgada programación, casi siempre sin ningún tipo de apoyo institucional, generando cultura, turismo, economía y empleo para más de 700.000 personas en nuestro país.

En esta terrible crisis generada por la COVID-19, las salas de conciertos siguen estando fuera de las prioridades de nuestros gobernantes, que siguen sin entender la importancia de estos espacios para el desarrollo de nuestr@s artistas, de nuestra cultura.

Los datos son contundentes. Analizando solo cinco salas de conciertos de la ciudad de Murcia: Garaje Beat Club, Musik, Rem, Revólver y Spectrum, la caída de actividad ocasionada por la COVID-19 podría ser cercana al 80%, pasando de los 405 eventos con música en directo celebrados en 2019 a solo 87 en 2020. 756 grupos en concierto en 2019, frente a 146 en 2020. Unos datos que muestran la importancia de estos espacios dentro del tejido cultural de un municipio, con un 46% de artistas locales y 185 bandas internacionales programadas en los últimos cuatro años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol